Así entonaba Luca Carboni, un cantante italiano, al principio de los años 90 en Italia.

«Mar mar mar qué ganas de llegar ahí donde estás tú…». Para mí el mar siempre ha representado libertad, alivio, serenidad.mare mare mare - talita en el mar

Cuando vivía en mi país, ir a una playa o a un lugar de costa necesitaba un cierto tiempo. El hecho de tenerlo tan cerca fue una de las razones que me empujó a elegir Alicante como mi casa. Agarro mi moto y hasta luegui!!!!

Océanos y mares han inspirado poetas y artistas en todo el mundo durante todos los tiempos.  En la literatura ha sido a veces interpretado como un monstruo oscuro que absorbe al ser humano, otras veces ha sido el romántico escenario de historias de amor.mare mare mare - una italiana en alicante calpe

El sentido de la inmensidad intrínseca al concepto de mar es lo que permite un amplio abanico de emociones y sensaciones.

¿Te ha pasado alguna vez de sentirte muy triste y encontrarte sentad@ en una playa o roca mirando al horizonte?

¿No te ha ocurrido nunca de necesitar un cambio de aire e irte a pasear a la orilla del mar para pensar en que deberías hacer?mare mare mare - una italiana en alicante

A mí me ha pasado! Y es que uno encuentra un cierto alivio en la contemplación del vaivén de las olas. A medida que las olas se acercan a la orilla recogen todos nuestros pensamientos, y se los llevan a lo profundo. Se lo entregamos para que en la siguiente ola nos lo devuelvan con una idea más clara.

Nos proporciona felicidad, serenidad. He visto unos atardeceres que me han dejado con el corazón lleno de una emoción tan grande que provoca llorar; he admirado amaneceres que me han llenado de energía y entusiasmo. Y he contemplado el mar plano en momentos de profundo equilibrio.mare mare mare - atardecer

El mar es un espejo de nuestras almas. Vemos en él lo que tenemos en el corazón, y esperamos que nos dé una respuesta cuando en verdad la respuesta a nuestra pregunta está dentro de nosotros. Le confiamos nuestros deseos, nuestros sueños, nuestros pensamientos.

Así cantaba Carboni «cada uno tiene el mar dentro del corazón que de vez en cuando le hace sentir su ola», el empuje que nos hace flotar en la realidad del día a día. Todos deberíamos de vivir así, con una gran sonrisa en la cara, la cabeza alta, agarrando esa nueva ola que llega. También con ilusión, aparcando un poco los miedos que nos retienen. Si ha ido mal una vez, no significa que la siguiente tendrá el mismo resultado. Los cambios son buenos, nos abren nuevas puertas, cada ola es única y así cada oportunidad que se nos presenta. Nuevas experiencias, nuevas oportunidades, nuevas ideas, nuevos proyectos, nuevos sueños, mil vidas. Vivir con intensidad cada día, el trabajo, el tiempo libre, la noche, el amor, el dolor, las pérdidas, las victorias: este es mi propósito!

mare mare mare - playa san juan talita

¡El infinito esta dentro de ti!

Baci & Abbracci

Pin It on Pinterest

Shares